domingo, 14 de septiembre de 2014

¡Gracias totales Gustavo, gracias por todo Cerati!



Siempre le he dicho a las personas más allegadas que tengo dos bandas preferidas: Soda Stereo por el lado español y U2 por el lado anglosajón. Esta vez voy a rendirle un sincero y profundo homenaje al gran Gustavo Cerati, ese genio que se nos fue y que ahora pasa al plano inmortal del rock en español y con alcance mundial.

Recuerdo el primer concierto que ví de Soda Stereo, el cual pertenecía a la gira "Sueño Stereo", última placa editada por el trío argentino. Eso ocurrió el 1ero. de octubre de 1995 y se lo debo y agradezco siempre a mis hermanos mayores, José y Roberto, quiénes habían tenido la oportunidad de ver mucho más a la mejor banda de rock iberoamericano. Fue un concierto genial, con una calidad de sonido impecable y donde pude apreciar lo que es un show en directo de clase mundial. Después de éste concierto, puede ver a Soda Stereo dos veces más: la gira "El Último Concierto" y luego la mundialmente aclamada "Me Verás Volver". Todos éstos conciertos acá en Caracas, Venezuela.

A Gustavo tuve la oportunidad de verlo cinco veces: en el Teatro Teresa Carreño con la gira Bocanada en el año 2000, luego tres veces con la gira "Ahí Vamos", en Londres (2006)  y luego dos fechas en Venezuela (Caracas en el 2006 y Valencia en el 2007), para luego finalmente su último concierto, aquel sábado 15 de mayo de 2010 en la Universidad Simón Bolívar y que sería el cierre del primer tramo de "Fuerza Natural", último álbum hasta ese momento y al cual le dediqué varios posts por la emoción que significaba un nuevo trabajo de un genio musical para mí irrepetible.

Tengo más de 20 años siguiendo la trayectoria de Gustavo Cerati y lo que más me gustó siempre fue un deseo de innovar con la música. Tengo plasmado en mi memoria aquel momento de estudiante, en los pasillos de la Escuela de Administración y Contaduría de la Universidad Central de Venezuela, cuando un amigo me mostraba el primer álbum solista de Gustavo llamado "Amor Amorillo". Al escucharlo quedé impresionado y sobre todo con "Pulsar", pieza que después se convertiría en una de mis preferidas en vivo.

Coincido plenamente con varios fans que aquel último toque hace cuatro años en la Universidad Simón Bolívar, fue sin duda de los mejores y sino capaz el mejor en mucho tiempo que se vió de Gustavo. La entrega fue total, sonido impecable, solos de guitarra de un crack y además hasta bromeó varias veces con la audiencia. Lo que sí, es que pocos creíamos que ese sería el último show de un grande. Busqué las fotos que pude tomar esa noche y a continuación una selección de las que salieron mejor y para que sirvan de memoria de aquel momento mágico en Caracas:



















Más allá de la forma cómo decidió vivir su vida, con excesos como un gran rock star, y a lo cual se le achaca gran parte de la responsabilidad de su colapso en tierra venezolana, Cerati era ante todo un hombre, donde nadie definitivamente es perfecto, y donde yo solo juzgo por su brillantez musical.

Gustavo se despidió de todos nosotros aquel sábado 15 de mayo de 2010 con el último acorde de ésta interpretación magistral de "Lago en el Cielo". Con "Chao Venezuela ... Hasta la próxima, chao" el gran referente argentino se despidió de la audiencia y yo tuve la gran dicha de estar ahí. Estoy profundamente agradecido con Dios por la oportunidad de verlo ocho veces, donde los recuerdos quedan en mi memoria de forma impecable por su entrega en vivo.

Mi franela de recuerdo :)

Así como Gustavo dijo "Chao Venezuela", yo quiero decirle simplemente "Adiós", como éste gran tema del disco "Ahí Vamos" y que encierra una profunda reflexión con la frase: "Poder decir adiós, es crecer":


¡Mil gracias Gustavo por todo, mil gracias por la inspiración que siempre me acompaña al escuchar tus temas, mil gracias por acompañarme en momentos buenos y no tan buenos, mil gracias por hacerme crecer musicalmente, mil gracias y gracias totales!. Eres y serás siempre uno de mis músicos preferidos, un genio dentro de los genios :).